Ramo de flores floristería

Ramo de flores

Tan colorido y bello como la vida misma.

 

El ramo de Admont

Hay muchas formas de demostrar amor y aprecio. Una de las más bellas es el regalo de flores. 

Las flores cortadas del vivero del monasterio crecen y florecen en los invernaderos de Admont. En 2.500 metros cuadrados se alinean fragantes tulipanes junto a narcisos y ranúnculos.

Larga conservación gracias al cultivo doméstico

Cultivamos numerosas variedades de flores con mucho amor y cuidado y las cosechamos cuando están en su mejor momento.

Recién cortadas, se atan en ramos in situ. Porque la frescura, la larga conservación y la fragancia son las señas de identidad de nuestra floristería.